Minería y datos abiertos

En el marco del compromiso asumido en el Tercer Plan de Acción Nacional de Gobierno Abierto, la Dirección Nacional de Información Minera y Transparencia, que funciona dentro del Ministerio de Energía y Minería, ha mostrado importantes avances en la elaboración de un sistema integrado de información minera – Centro de Información Minera Argentina, CIMA.

La transparencia en la temática es un tema urgente, ya que históricamente ha sido clara la falta de información técnica y socioeconómica específica del sector minero que brinde mayor transparencia tanto en la elaboración como en la difusión de los datos. En este sentido surge este compromiso, cuyo objetivo es “generar un sistema de información que integre los datos nacionales, provinciales, locales y externos de la actividad minera, y que permita a los distintos actores obtener información validada y transparente para la toma de decisiones a nivel público y privado”.

En la última reunión, convocada desde la Dirección a cargo de este compromiso, se mostró una versión preliminar del CIMA, en la que vienen trabajando, junto a diversas áreas que se dedican a la temática. Durante el encuentro, mostraron información que hasta la fecha han podido recabar, conseguir y volcar sobre producción, infraestructura, empleo, sistema de información geográfico, usos de minerales, datos catastrales, indicadores de comercio local y mundial minero, entre otros.

Esto, sin duda, representa un avance importante en la transparencia sobre minería, ya que además de contar con toda esta información que hasta este momento no se encontraba publicada, la misma se encuentra en formatos abiertos, esto es, que cualquiera que lo desee puede no sólo acceder a la información para visualizarla sino también para descargar los datos, reutilizarlos, modificarlos y compartirlos. Además, en cada sección hay un buscador que facilita el acceso a la información y la posibilidad de que el usuario pueda generar reportes y gráficos eligiendo entre distintas variables que le interese conocer (materiales, localidades, fechas, etc). Una idea que surgió desde Sociedad Civil, para sumar a las ya propuestas por el área responsable, es que los interesados en la materia puedan interactuar más con la información georreferenciada, pudiendo exportar lo que aparece en el visor SIG a sus propios servidores.

Las organizaciones y universidades que participamos de estos encuentros, acompañando el proceso de creación e implementación del CIMA, vemos con preocupación la dificultad para integrar aspectos de información social y ambiental al sistema, que están ineludiblemente vinculados a la actividad minera, en particular aquella referida a los glaciares y el ambiente periglacial. Hemos hecho saber esto en reiteradas ocasiones y pese a la buena receptividad de los funcionarios no han dado a la fecha respuesta satisfactoria al tema.

Además, hemos podido identificar otras cuestiones que este sistema debería incluir para hacer aún más significativa la herramienta, y las hemos elevado oportunamente.

En este sentido, instamos a la Dirección Nacional de Información Minera y Transparencia a sumar información sobre penalidades y sanciones (penales, ambientales, económicas, etc) a proyectos mineros, desagregación por género, minoridad y pueblos originarios en los datos de empleo, normativa ambiental vigente y todo lo referido a glaciares.

“La falta de respuesta al reiterado pedido de integrar información ambiental, en particular la referida a la ubicación de glaciares y geoformas que ya se encuentra generada en el Inventario Nacional de Glaciares, así como las normas ambientales de presupuestos mínimos aplicables a la actividad, resultan de suma gravedad por dos razones. La primera, porque la actividad minera no es ajena al ambiente en que se genera y debe respetar las zonas de exclusión que ordena la Ley de presupuestos mínimos de protección de Glaciares N°26.639. La segunda, porque se trata de un solo gobierno que debe dar respuesta las demandas de información de modo integral, y no segregado capas de información”, afirma Pía Marchegiani, Directora de Política Ambiental de FARN.

Los avances en materia de gobierno abierto y transparencia en el área de minería son considerables. Sin embargo, es de suma importancia poder incluir los puntos que desde Sociedad Civil hemos solicitado, entendiendo que para hablar de minería también es necesario contar con información sobre cómo la actividad impacta y respeta lo ambiental.

 

Michelle Volpin – Fundación Directorio Legislativo

Pía Marchegiani y Leandro Gómez – Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN)

GabrielaStrazzolini -Universidad Nacional de San Martín (UNSAM)

Marcelo Sticco – Universidad Católica Argentina (UCA)

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *