Argentina: Los avances del Congreso en materia de gobierno abierto

En el marco del Tercer Plan de Acción Nacional de Gobierno Abierto, lanzado en julio del 2017, por primera vez el Senado publicó en formatos abiertos versiones taquigráficas y algunos documentos legislativos. Por su parte, Diputados ya había comenzado a cumplir los compromisos asumidos y continúa avanzando en ese sentido.

El año pasado el Poder Legislativo se sumó por primera vez al Tercer Plan de Acción que Argentina asumió ante  la Alianza para el Gobierno Abierto. Se trata de una oportunidad histórica para poner en su agenda temas de transparencia y participación ciudadana. Aunque el Senado continúa sin designar un Director a la Oficina de Transparencia y Acceso a la Información Pública, encargado de garantizar la correcta aplicación de la  Ley 27.275 de Acceso a la Información Pública en la Cámara Alta, ha habido progresos en la publicación de datos. La información actualizada y completa incluye versiones taquigráficas, un listado de los asuntos ingresados, otro de becas y subsidios, normativa y actos administrativos.

Si bien constituye un avance en los compromisos que el Senado asumió en el marco del Plan, y se suma la publicación proactiva de otros datos que no estaban contemplados, el alcance es insuficiente ya que en muchos casos, la información resulta incompleta o está publicada en formatos cerrados.

El listado de personal que trabaja en la Cámara Alta fue publicado con nombres y apellidos, pero sin especificar los montos.  Lo mismo sucede con el listado de licitaciones que no incluye los valores desembolsados para cada compra. Se detallan los viajes al exterior y viáticos de los senadores pero en formato cerrado, lo cual dificulta su reutilización, redistribución e interoperabilidad. Las partidas presupuestarias y los informes de gestión tampoco pueden ser descargados en formatos abiertos y, además, se encuentran desactualizados (sólo están publicados hasta el 2016).

La demanda por la apertura de datos nace de la convicción de que es información pública y, por este motivo, debe estar a disposición.  El objetivo de que los datos estatales se encuentren en formatos abiertos es que cualquiera que lo desee pueda acceder a ellos, no sólo para visualizarlos sino también para utilizarlos, modificarlos y compartirlos.

Por su parte, la Cámara de Diputados viene trabajando hace varios meses en el cumplimiento de los compromisos que asumió en el marco del Plan, y actualmente se encuentra en el proceso de desarrollo de un portal de Datos Abiertos. A pesar de no haberse vencido el plazo de cumplimiento, hace varios meses que la Cámara Baja tiene pendiente publicar de manera proactiva el listado de empleados contratados, y responder a los pedidos de información respecto al quórum y al canje de pasajes. Un gran avance ha sido la plataforma de votaciones abiertas, que permite buscar votaciones de varios años y visualizarlas de diversas maneras, contando además con estadísticas. Por otra parte, se encuentra publicada información sobre su estructura orgánica, el presupuesto, las becas, los subsidios, las licitaciones y las contrataciones, aunque se encuentran en formatos cerrados.

La agenda de gobierno abierto en el Congreso Nacional, a pesar de sus avances, sigue teniendo mucho por trabajar. Los compromisos asumidos en el marco del Tercer Plan de Acción, que acompañan la implementación de la Ley 27.275 de Acceso a la Información Pública, deben ser cumplidos de forma  responsable, poniendo a disposición los datos de forma clara, completa y abierta. La transparencia y la participación ciudadana son conceptos centrales para fortalecer la  democracia y en este sentido, el desafío reside en lograr que la apertura de datos del Estado sea una actitud constante y proactiva.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *